Algo que no puede faltar jamás en los aperitivos y entrantes del menú de un restaurante para celebraciones en Bizkaia son las gildas. Es probablemente uno de los pintxos originarios de Euzkadi que mayor proyección ha conseguido, incluso internacional, sin duda por ser también uno de los más sencillos de preparar.

La Gilda es un pincho compuesto de una piparra, una anchoa y una aceituna que se ensartan en un  palillo y se llevan de una sola vez a la boca. Sencillo, ¿verdad? No debe serlo tanto porque, por mucho intentos que se hagan de imitar las gildas en cualquier punto de la geografía española, ninguna de ellas consigue igualar el sabor de la genuina Gilda vasca.

Tal vez el secreto de las gildas es que no vale con cualquier variedad de aceituna, ni de piparra, ni, por supuesto, de anchoa. Hay lugares en los que, a falta de piparras han llegado a utilizar pimientos jalapeños o guindillas que podían proceder del lejano oriente. Algo muy diferente de las gildas que forman parte del Menú Izarra que servimos en nuestro restaurante para celebraciones en Bizkaia.

Lo más curioso de las gildas es que su creación no salió de las manos de ningún maestro de cocina, sino que fue el cliente de un bar donostiarra al que se le ocurrió ensartar en un palillo los tres ingredientes mágicos. Como hacía poco que se acababa de estrenar en los cines la película Gilda, con Rita Hayworth como protagonista, el parroquiano anunció que el pintxo que acababa de crear era como su personaje: “verde, salada y un poco picante”.

Ven a disfrutar del Menú Izarra y de cualquier otro de nuestros menús de degustación en Tamarises Izarra.